¿Por qué preferir puertas de madera?

La elección de las puertas es una decisión de gran importancia, en especial si se refiere a la puerta principal de la vivienda, por lo que la misma debe poseer una serie de características para ofrecer seguridad y belleza al inmueble, y una de las alternativas más populares es la puerta de madera, las razones son variadas.

Material aislante

La madera es un elemento que se caracteriza por sus propiedades aislantes en diferentes aspectos, por lo que las puertas de madera son unas de las más recomendadas por el cerrajero profesional.

Es aislante de temperatura, por lo que aportará estabilidad a la temperatura interna de la vivienda, lo que implica un ahorro energético que se verá reflejado en las facturas, y es que al impedir el escape del clima interno, este se mantendrá por un lapso de tiempo mayor, por lo que el equipo de climatización no va a necesitar funcionar por lapsos de tiempo amplios.

También es aislante de sonidos, por lo que el ruido del exterior no perturbará sus momentos de descanso dentro del hogar.

Adiós al óxido

Cuando el cliente le consulta al cerrajero respecto a una puerta que no requiera grandes cuidados, la madera es una de las principales sugerencias, y es porque la madera es un material de gran durabilidad, de hecho, con los cuidados apropiados, pueden durar toda una vida.

Aparte, soporta muy bien las variaciones climáticas, tanto la humedad como el calor, aunque la humedad puede interferir con la estabilidad de su estructura, pero una vez que la humedad ha desaparecido, recupera todas sus propiedades sin mayor problema.

La mejor estética para el hogar

Otra ventaja que aporta la puerta de madera, es su excelente aspecto, el cual es de gran versatilidad y adaptabilidad, porque funciona a la perfección en ambientes rústicos, ambientes clásicos y también en ambientes elegantes.

Es un material que puede adaptarse a cualquier estilo de decoración, desde lo minimalista, hasta los más modernos y complejos estilos, puede ser combinado con otros elementos como el metal o el vidrio, y así obtener fabulosos modelos de puertas.

Por otra parte, estas puertas ofrecen una ventaja, y es que puede mantener su característico acabado de madera cuando es cubierta con barniz, en sus diferentes tonalidades. Pero si lo prefiere, y la decoración lo exige, es posible cambiar el color de la puerta, aplicándole algunas capas de pintura, esto cambiará por completo su apariencia, y si agrega algunos elementos decorativos, la puerta será irreconocible.

Mantenimiento muy sencillo

El mantenimiento de este tipo de puertas es muy sencillo, debe ser removido el polvo de su superficie de manera frecuente, pero para ello sólo es necesario un paño suave y seco. En caso de existir una mancha, es importante señalar que ésta no debe ser removida con una esponja de alambre, porque esto dañaría la puerta, para ello sólo debe aplicar productos de limpieza para madera, existen diferentes productos en el mercado.

Para finalizar, cuando la puerta presenta muchas rayaduras, sólo necesita un papel de lija para nivelar la superficie de la puerta, y retocar con barniz o con pintura, dependiendo de la decoración de la puerta.