Mitos de la seguridad

Algunas veces nos podemos conseguir con ciertas noticias o hechos que denotan cierta veracidad, pero no todo el tiempo estos serán verdad. En cuanto a la seguridad existen muchos dimes y diretes, pero en este caso hablaremos de esos mitos molestos que suenan como verdad, pero son totalmente lo contrario. Nos hemos apoyado en la información suministrada por los cerrajeros de Camas, en Sevilla.

  • Los ladrones solamente roban casas lujosas.

Esta es uno de los mitos que más se ha extendido y que es más falso que un billete de Monopoly. Este mito ha hecho mucho daño a la sociedad ya que pone a las personas a pensar que no pueden ser víctimas de un suceso como este por ser de media o clase baja.

Los ladrones hoy en día lo que quieren hacer es ir trabajando día a día, y mientras más trabajo tenga, más botín tendrá, por lo que se conforman con lo poco que se puedan llevar. Buscan la facilidad de poder cometer el robo y la poca vigilancia que exista. Lugares oscuros y alta vegetación los hace más confiados e intentan realizar sus hazañas cuando creen que podrán salirse con la suya.

  • Los ladrones pueden desactivar nuestro sistema de seguridad cortando un cable

Este mito podría haber sido real hace algunos años, pero no está vigente a como es ahora. En la actualidad existen sistemas inalámbricos que se encargan de manejar todo el sistema de seguridad sin cables, así que los ladrones no pueden cortar ninguno para deshacerse de la seguridad.

La mayoría de los sistemas actuales pueden operar casi completamente inalámbricamente. Además de esto, el sistema puede seguir operando sin la necesidad de la electricidad ya que generalmente se les es implementada una batería de seguridad como respaldo en caso de que se necesite energía, por lo que aún estemos sin electricidad seguiremos siendo protegidos.

  • Es necesario solamente tener un perro para proteger nuestro hogar

Si está bien que tengamos un perro en nuestra propiedad, y que mantengamos a las personas alejadas con señales como “Cuidado con el perro”, pero a la hora de la verdad un ladrón pensará en cómo deshacerse del perro para el poder ir por el botín.

Los animales pueden correr el riesgo de ser atacados por los ladrones, y es mejor no ponerlos en esa posición de peligro. Pueden ser una alarma momentánea, pero estos no están en la capacidad de hacer conexión con los organismos de seguridad o emergencias.

  • Los costes de instalación de un sistema de seguridad son elevados

Podemos decir que este mito no es tan falso, pero tampoco es completamente cierto ya que los sistemas de seguridad y las empresas pueden tener un precio tomando en consideración de los servicios que se ven ofrecidos, de la tecnología que este incluya, y las características que este posea.

  • Una puerta de seguridad es impenetrable

Cualquier cerrajero que escuche esto de seguro se reirá a carcajadas. Este mito es falso, ya que las puertas no son 100% impenetrables. La idea es que se componga un sistema de seguridad en conjunto formado por distintos dispositivos que armen una barrera contra los delincuentes.