Mantén los ojos abiertos con los motorizados

Oír el motor de una motocicleta se ha vuelto toda una angustia si vas como peatón, porque es uno de los vehículos preferidos por los ladrones para asaltar a más personas.

Abrazarte a tu cartera, no disuade a ningún ladrón consumar su ataque por lo contrario, le da la sensación de que hay un buen botín que pronto será solo de él.

Para mantener seguros en casa solo basta con contar con el servicio de cerrajeros de confianza que conviertan nuestro hogar en una fortaleza, pero una vez que cruzamos la barrera al exterior, estamos en riesgo de ser víctimas.

Mantener los ojos bien abiertos a las señales que lanzan los cacos, puede minimizar nuestro riesgo, hasta regresar sanos y salvo a nuestra hogar para protegernos con nuestra cerrajería de alta calidad.

Señales para desconfiar

Hay comportamientos entre los delincuentes motorizados que atracan que han sido estudiados, tal como aquellos que entran a una vivienda, el tiempo que tardan en violentar la cerrajería, cuales son los puntos de accesos, que áreas son frecuentes para buscar valores, cuanto tiempo tardan y por donde salen.

De igual modo, hay actitudes que indican un riesgo latente cuando estas frente a un motorizado.

  • Viajan en parejas de hombres: el que maneja la moto y el parrillero, aunque no es una limitante en estos tiempos que también sean ejecutados por mujeres.

  • Suelen utilizar accesorios que disimulen sus rasgos, como lentes oscuros o gorras.

  • Las motocicletas no tienen placas, obviamente para evitar ser identificados para dar parte a los organismos policiales.

  • La vestimenta que usan son chaquetas o franelas largas, para ocultar armas de fuego como también se ayudan con bolsos o carteras de cintura.

  • Siempre están atentos al entorno, en búsqueda de la víctima, mirando continuamente a todos lados.

Víctimas y victimarios

Aunque se ha logrado generar prejuicios con los motorizados como delincuentes. Hay miles de personas que prefieren este tipo de vehículo, que pueden llegar confundirse y tener que enfrentar situaciones hostiles por creer que son delincuentes.

Cuando se realizan atracos a los propios motorizados, se aumenta el doble del riesgo de que todo termine muy mal. Ya que se puede presentar la situación inclusos cuando van desplazándose por la vía, más de dos motos pueden intervenir sorpresivamente sin dejar opción a la víctima.

Obviamente la seguridad del vehículo va más allá de herramientas de cerrajeros que impidan moverla de un sitio fijo, sino de la instalación de sistemas más novedosos de localización en donde puedan ser recuperados por organismos de inteligencia policiales.

Un instrumento de escape para delincuente

Los locales comerciales siempre deben valorar cualquier medida para evitar que entren individuos sospechosos a su local. Mucho menos si estos han llegado en motos ya que es mucho más fácil que ejecuten el delito y se escapen rápidamente con el botín.

La instalación de cerraduras eléctricas, que mantengan las puertas siempre cerradas es una recomendación de cerrajeros, para controlar la entrada de personas sospechosas sin que los encargados autoricen la entrada, sobre todo en negocios pequeños y solitarios.