Las acciones que no debes tomar para delatarte frente a los ladrones

Una vez escuche decir a alguien que, el mejor enemigo de los humanos somos nosotros mismos, y aunque la circunstancia en la que se dijo ese proverbio no es tan siquiera similar ser irresponsables con la seguridad doméstica, aplica perfectamente para la idea que queremos exponer.

En muchísimas ocasiones, los robos se perpetran de las maneras más insólitas posibles, donde el ladrón requiere de pericia especial para robar una casa, sino que los descuidos por parte de los dueños son un tanto evidentes.

No faltan los propietarios que se preguntan porque les suceden estas desavenencias, y cuando algún cerrajero empieza a preguntarles con el fin de indagar las razones del robo, resultan asombrados ante el hallazgo de su error.

Por consiguiente, te expondremos todos los elementos que pueden jugar en tu contra si no los sabes administrar, pues aunque no lo creas, estos descuidos favorecen en gran manera que los malhechores logren su cometido.

  1. Muebles en las zonas externas de la casa

No podemos negar que los muebles ubicados en los jardines y predios del exterior en la casa confieren cierto glamour y prestigio a una casa y sus alrededores, pero lo cierto es que también fomentan el incremento de la tasa de robos.

¿Por qué decimos esto? Ya sabemos que los ladrones aprovechan ciertas horas del día para robar casas, pero el asunto se agrava cuando apilan estratégicamente estos muebles para ingresar a través de ventanas o cualquier pasadizo.

Quienes consideren ubicar muebles en el exterior, es aconsejable asegurarlos a cualquier aditamento por medio de candados y cadenas que puedes conseguir en cualquier cerrajería en Viladecans.

  1. Llaves en los alrededores

Se sabe que quienes colocan llaves debajo del felpudo o en los jardines de la casa, están llevando a un nivel más allá su capacidad de despiste.

La vigilancia continua de tus espacios por parte de los ladrones, conjugado con este hecho, les facilita como no tienes idea el ingreso a tu casa para apoderarse de tus pertenencias.

Por ello, es preferible que otorgues un juego extra de llaves a algún vecino cercano, o a cualquier familiar, antes de dejar a la deriva tus llaves bajo el felpudo.

  1. Ventanas mal cerradas

Una ventana mal cerrada puede ayudar a que se perpetren los robos con mayor frecuencia, bien sea por descuido de la persona o para que la habitación permanezca ventilada.

A menos que no cuentes con rejas de seguridad, el dejar las ventanas de tu casa abiertas no es una opción cuando los ladrones se encuentran al asecho.

  1. Lo que publicas en las redes sociales

Las redes sociales, si bien nos mantienen entretenidos, la verdad es que tenemos que manejar nuestros perfilen estas de manera responsable, sobre todo si nuestra información de residencia se encuentra disponible a través de estas.

Fotos de viajes y propiedades vendrían a ser delatoras a la hora de que personas inescrupulosas accedieran a ellas, para cumplir sus propósitos más retorcidos.