¿Estamos seguros dentro de un banco?

La seguridad interna de un banco tiene un nivel muy alto. Quizás solo percibimos a un personal de seguridad y ciertas cerraduras eléctricas para entrar a ciertas áreas establecidas para las transacciones, pero el despliegue de seguridad va mucha más allá de cerrajería de alta calidad.

Todos los que allí laboran y hacen vida, reciben medidas de seguridad ante cualquier posible ataque por parte de delincuentes. Las posibilidades de que se suceda un atraco son muy altas, por el simple hecho de tener la certeza de que hay dinero, documentos y objetos de valor en su interior.

Pero los mecanismo de seguridad, actúan como elementos resistentes, pero aún mas importante como elemento disuasivo del atacante. Es lo que buscan muchos cerrajeros en Gavá al imponer las mejores piezas de cerrajería del mercado, a muchas viviendas que siguen siendo vulnerables.

Un delincuente de banco sabe que no está nada fácil conseguir su objetivo, que debe ser no solo habilidoso, sino que debe conocer todo el movimiento de la entidad y además debe contar con herramientas de última tecnología para llevarlo a cabo.

Sistemas de seguridad física

La cerrajería que debe sobrepasar alguien que desea tomara el botín de un banco, es absolutamente complicada, la estructura de banco, se basa en puertas de alta seguridad, sistemas de alarmas y bóvedas de alta tecnología que no favorecerán un ataque.

Su establecimiento está dotado de detectores de presencia o sensores infrarrojos para percibir intrusos en áreas no autorizadas. Los maleantes solo pueden tener acceso al dinero en taquillas para los clientes pero muy difícilmente a zonas más internas de los bancos.

Aunque de un país a otros, la tecnología varía mucho, los métodos de seguridad y la cultura de seguridad entre sus habitantes, es universal la manera en que se sobreprotegen a las entidades que resguardan dinero ajeno.

Personal de Vigilancia

Así como los cerrajeros a cargo deben ser de absoluta confianza y profesionalismo, el personal de vigilancia y monitoreo debe pertenecer a empresas respetables y privilegiadas, en el área de control público y seguridad física.

Todo el personal que labora dentro de una institución de esta índole, debe ser personas de confianza sin antecedentes penales y de trayectoria intachable.

Se han cometido errores en ciertos bancos, donde los ataques se han perpetrado desde su interior por lo que el más innovador sistema de seguridad no ha servido de mucho cuando lo más vulnerable es la gente que lo manipulaba.

Personal adiestrado para posibles ataques

Si llegase a suceder un ataque por parte de delincuentes, el personal debe estar adiestrado para manejar las situaciones hostiles con los delincuentes, tratando de preservar la vida de todos los que se encuentran incluyendo los clientes más angustiados.

Es mejor seguir las pautas del personal bancario y copiar su conducta, para mantenerse a salvo de que se suscite un hecho que lamentar.

Las situaciones más difíciles hay que vivirlas para poder sobrellevarlas. Pero si se puede educar nuestro lado emocional, para prever ciertas situaciones y tener una idea de cómo reaccionar sin poner en riesgo a los demás.