Complementa tu seguridad con una cerradura invisible Remock RLP4W Lockey Pro

Las cerraduras invisibles están evolucionando, por lo que ahora ofrecen nuevas características para mejorar la seguridad de las puertas, porque este es el primer elemento al que los amigos de lo ajeno comienzan a analizar.

Es por ello que tenemos que dedicar más atención los elementos de protección, de manera que sean seguros y confiables.

Sin embargo, con esta cerradura encontrarás la protección que has estado buscando, es un excelente método antirrobo, son para ser instaladas en el interior del inmueble, las puedes utilizar en viviendas, oficinas y muchos sitios más.

Esta es una cerradura que por su funcionamiento electrónico con mando a distancia es imposible de visualizar desde el exterior, de ahí su nombre.

Razones por las cuales debes comprar una cerradura invisible

Lo primero que te indica el cerrajero profesional, es que este tipo de dispositivos invisibles ofrecen doble seguridad en las puertas de los inmuebles, porque estos trabajan desde el interior.

Desde el exterior es imposible romper este tipo de cerradura, porque no se puede tener acceso a ella desde el exterior, tampoco pueden ser forzadas por ninguno de los medios que acostumbran a usar los dueños de lo ajeno, como el bumping, el taladro, la ganzúa, la palanca y cualquier otro.

Este tipo de cerraduras tiene su propio mando, las compañías de seguridad han incorporado un sistema de alarma en los teléfonos móviles, de esta manera pueden alertar si alguien solicita una copia de mando de su cerradura.

Si en algún momento su batería se queda con poca energía, su cerradura no se queda bloqueada, adicionalmente tiene un sistema que avisa si hace falta recarga.

Tiene placa de montaje con regulación para realizar cualquier ajuste que necesites, aparte de una antena integrada que tampoco es visible.

Dispone de aplicación que permite que sea controlada desde la distancia utilizando un móvil. Utiliza una codificación segura Rolling Code en los mandos.

En caso de averías, dispone de un motor secundario, y su instalación es muy sencilla.

Tips para su instalación

Aunque su instalación es muy simple y puede ser realizada por ti, si tienes alguna duda, recuerda que puedes contratar los servicios de un cerrajero profesional para que pueda ofrecer una segura solución.

Siempre utiliza tornillos fuertes. Además ten presente que debes montar la cerradura sobre su soporte.

Debes asegurarte de que la placa de cierre esté al ras con el marco y alineada con la puerta. Luego marca el contorno de la placa de cierre en el marco.

No olvides separar la placa de cierre abriendo los bulones para instalar el cierre en el lugar marcado.

Luego vuelve a unir el conjunto y colocar un poco de cinta de doble cara en la placa de soporte.

Se pega el soporte a la puerta con la cinta de doble cara, luego se separa la cerradura del mismo para atornillarlo a la puerta.

Asegura la placa del soporte con los tornillos al material de la puerta. Luego se inserta la cerradura en la placa de soporte con los bulones dentro de los centradores y se ajustan los tornillos.

Finalmente se retiran los centradores, recuerda comprobar que los bulones entran y salen sin rozar la placa de cierre. Y está lista para comenzar a utilizar.