Cerrojos y cerraduras. Elige la mejor opción

La seguridad inicialmente consistía en un pasador de madera, este se apoyaba en la parte posterior de la puerta, por una guía se hacía deslizar por el agujero que era hecho de jamba, la llave primitiva de esta cerradura era una barra de metal con un mango.

Hace más de 4.000 años que se empezó a usar las cerraduras, eso fue en Babilonia y Egipto, estas eran de madera al igual que sus respectivas llaves, en esos tiempos hacer cerraduras y llaves era muy laborioso. El primer cerrojo era un dispositivo egipcio, fue fabricado en madera y se encontró con su respectiva llave en las ruinas de Nínive, en la antigua Asiria.

Al momento que necesitamos seguridad, debemos buscar una opción confiable y en estos tiempos no es difícil, porque en el mercado existen muchas variedades, gracias a los avances que hay en la fabricación de estos implementos.

El cerrojo, un elemento de seguridad sencillo

Un cerrojo es un pasador, en el mercado los hay diferentes tipos, los más usados por el cerrajero son metálicos, son empleados para asegurar las puertas, ventanas, de forma que queden bien asegurados. Algunos son para cerrar por un solo lado y otros para hacerlo por dentro y por fuera.

En el mercado hay diferentes tipos de cerrojo, de los cuales unos son más seguros que otros, al igual que la variedad en cuanto a la calidad.

La cerradura, la opción más utilizada

Al momento de comprar una cerradura es recomendable contar con las recomendaciones de un cerrajero profesional que te indique cuál es la que te conviene más, porque éstas son la garantía para una buena seguridad para ti y tu familia.

Aunque es una pieza pequeña, debe cumplir una responsabilidad muy grande. En el mercado hay diferentes modelos para escoger, hay las que nos ofrecen una gran confianza, sólo está en nosotros escoger la más segura.

Cuál es la mejor alternativa

Tanto la cerradura como el cerrojo son elementos que se han empleado desde hace muchos años para mejorar la seguridad de un inmueble, cada uno de ellos poseen ciertas cualidades, por eso es importante conocer tus verdaderas necesidades, de esta manera poder elegir la mejor opción.

Lo primero que debes considerar es el tipo de puerta de acceso, tanto en material como en ubicación dentro del hogar y su función, la seguridad para la puerta principal es muy diferente a la seguridad que requiere por ejemplo la puerta del cuarto de baño.

Ambos elementos se pueden encontrar en el mercado en diferentes presentaciones, tanto mecánicas como electrónicas, por lo que el nivel de tecnología no será de gran utilidad para definir cuál de ellos.

La seguridad que ofrece la cerradura es superior a la que ofrece el cerrojo, porque la primera ofrece en su mecanismo el pestillo y una manija. El pestillo brinda una mayor seguridad, aparte del resbalón, y la manija implica mayor comodidad al momento de abrir o cerrar la puerta.

Es por lo antes mencionado que en el caso de las puertas principales de la vivienda, es recomendable instalar una cerradura, y si deseas una protección superior, puedes complementar con un cerrojo.